Avisar de contenido inadecuado

Los exegetas

{
}

http://stc.obolog.net/multimedia/fotos/1150000/1149309/1149309-326920.jpg

 

Simbolismo exegético

Exégesis (del griego ἐξηγεῖσθαι ‘guiar hacia afuera’) es un concepto que involucra una interpretación crítica y completa de un texto, especialmente religioso, como el Antiguo y el Nuevo Testamento de la Biblia, el Talmud, el Midrásh, el Corán ...  Un Exégeta es un individuo que practica esta disciplina y la forma adjetiva es exegético

La exégesis tradicional requiere lo siguiente: Análisis de palabras significativas en el texto y en el marco de la traducción; examen del contexto general histórico y cultural, confirmación de los límites de un pasaje, y finalmente, examen del contexto dentro del texto.

Pero una vez llegados hasta esta definición viene la siguiente pregunta: ¿Es un lector un exegeta intentando interpretar un texto literario o es un hermeneuta?

La hermenéutica (del griego ερμηνευτική τέχνη, hermeneutiké tejne, "arte de explicar, traducir, o interpretar") es el conocimiento y arte de la interpretación, sobre todo de textos, para determinar el significado exacto de las palabras mediante las cuales se ha expresado un pensamiento. Pero he aquí que, en un simple cuento el escritor describe pasajes extraños disfrazados en simples figuras literarias. Las figuras literarias son formas no convencionales de utilizar las palabras, de manera que, aunque se emplean con sus acepciones habituales (aspecto que las diferencia de los tropos), se acompañan de algunas particularidades fónicas, gramaticales o semánticas que las alejan de ese uso habitual, por lo qué terminan por resultar especialmente expresivas. Debido a esto, su uso es característico, aunque en modo alguno exclusivo de las obras literarias. De forma coloquial, reciben también el nombre de recursos literarios, recursos estilísticos, recursos retóricos, figuras retóricas, figuras del discurso, etc.

Las figuras, junto con los tropos, constituyen dentro del ámbito de la Retórica uno de los formantes básicos del ornatus retórico, el constituyente principal de la elocutio. Las figuras literarias se dividen en dos grandes grupos: las figuras de dicción y  figuras de pensamiento; y volvamos a la pregunta: ¿Es capaz el lector de entender en un texto literario el mensaje encriptado que ha tenido a bien ofrecer el autor?

¡Cuántas veces creo que no soy entendido!

Sitúense ustedes en la tumba de Julio Gabriel Verne Allotte en el cementerio de Amiens,  puedo asegurarles que si ustedes ven treinta y tres símbolos, yo vería siempre simplemente tres. Si leyéramos juntos el secreto de Parsifal,  juntos y después de una sagrada cena, ustedes encontrarían tres secretos y yo desvelaría diecisiete, ni uno más ni uno menos; pero cuánto me queda por aprender... inicio en Alfa este artículo para exponer las trece leyendas de Malaquías, la paloma noética que trae la paz, el murmullo de los Dogones recordando que son los cuentos tradicionales, las palabras de sus labios antiguos los que han llegado a la metamorfosis de los juglares, convertidos hoy en escritores de fantasía y en esa fantasía quizá, no lejos en el tiempo, reciba mi persona los oprobios de los sabios. 

Sabed que no soy digno de realizar taumaturgia alguna mas, que la de poder satisfacer vuestra curiosidad... pero el show debe continuar: mi risa está dibujada para vuestras monedas en mi cara y mis inquietudes, no son más que simples temblores ante vuestros ojos, en este cuerpo qué ya se encuentra cansado siguiendo como epígono a los que tanto me han enseñado... Caperucita y el simpático Simbad; Las mil y una noches; Cien leguas de viaje submarino; La montaña de oro; y para mi asombro Los libros prohibidos.

Confieso que el Index expurgatorius ha sido abierto por mis manos y sé que ya no tendré lugar en el paraíso: Concilio del Vaticano 1946. Pero yo no me resisto a pronunciar que todo cuanto hago, ofrezco e invento es para su gloria y nunca en mi nombre y en mi riqueza; no estoy pidiendo a un fondista favores, sino al AMOR; refrendo mi perdón revisando quién es el vendedor más grande y reafirmo que creo en el hombre, en su corazón igual que Orlando, aunque a veces el alma y los actos son para mí incomprensibles. Aún así duelen ya los ojos con los párrafos y enigmas de los Libros Prohibidos:

1 Los Ensayos de Michel de Montaigne (1676),

2 The arrangment de Francis Bacon (1668)

3.Los libros filosóficos de René Descartes (en 1663)

4.Pensées, avec les notes de Voltaire de Blaise Pascal (1789)

5.Pamela o la virtud recompensada de Samuel Richardson (1740)

6.El contrato social y Emilio, o De la educación de Jean-Jacques Rousseau

7.Kritik der reinen Vernunft de Immanuel Kant (1827)

8.Historia de la Decadencia y Caída del Imperio Romano de Edward Gibbon (1873)

9.Justine y Juliete del Marqués de Sade

10.Science de l'homme de Claude Henri Saint-Simon

11.De l'Allemagne de Heine (1836)

12.Los Papas romanos, su Iglesia y su Estado en los siglos XVI y XVII de Leopold von Ranke (1837)

13.Le rouge et le noir de Stendhal (1848)

14.Cours de philosophie positive de Auguste Comte (1864)

15.Los miserables y Nuestra Señora de París de Victor Hugo (1834-1869)

16.Algunas obras de Alexandre Dumas (padre) (1863)

17.Las novelas de George Sand (1840)

18.Principios de economía política de John Stuart Mill (1856)

19.Gran Diccionario Universal de Pierre Athanase Larousse

20.Madame Bovary de Gustave Flaubert (1864)

21.Varias obras de Alexandre Dumas (hijo) (en 1963)

22.Prólogo de Emilio Castelar a la Historia general de la masonería de G. Danton

23.Las novelas de Gabriele D'Annunzio (en 1911)

24. El Lazarillo de Tormes, anónimo.

Confieso a mis lectores que esta lista marcada por el fuego y la desaprobación de la Iglesia no ha sido más que el principio de mis pecados, porque he abrazado a los hombres y mujeres del saber, a los vagabundos, a los herejes, a los miserables y a los escribas: los adoradores del simbolo fálico de Hermes, Shiva , Osiris; he renegado de los proselitismos educacionales del catecismo y su iglesia, todo ello sin haber renegado del cariño cristiano, pues he besado las mejillas de aquellas que se han bañado en AIN MARYAN. En mi defensa: nunca he rogado a Trismegisto, pero buscando yo supliqué, pues soy hombre:

Dadme escribas que siempre han sido los portadores de la tradición esotérica, conocedores del Talmut de Jerusalén, evangelios apócrifos y traductores de los heréticos, la lista de Nicetas Choniates (todos ellos prohibidos textos desde el Concilio de Nicea en el año 325) y permite que sea mi lectura sin más intencionalidad que endulzar mi disposición a la capacidad de contar cosas: Corpus Hermeticum; Tabla de la Esmeralda; Libros del Tanaj; Tabula Smaragdina; Suma de la Perfección; Magisteio; Turba Philosophorum; Picatrix; Mutus Liber; Secretis Naturae; Opus Majus; Las doce claves de la filosofia; El sendero Químico y tantos otros me inspiran para acercarme a Evémero (en griego llamado Ευημερος, Euémeros) (Messina, Sicilia, ca. 330 a. C. – Alejandría, Egipto, ca. 250 a. C.) un escritor y hermeneuta griego de la época helenística, padre de la corriente hermenéutica conocida como Evemerismo y refugiarme en Cicerón con sus Etimologías; saludando así a Los pensamientos de Mircea Iliade y navegando por los Comentarios exegéticos de la Biblia, pues yo soy, simple en mi silencio argonauta buscando el calor de mis hermanos, un viajero sin intención de encontrar el Vellocino de Oro y con la finalidad... pobre de mí, de acompañar a tan ilustres navegantes: Anción, Anfeo, Argos, Etálides, Castor, Cefeo, Telamón, Tifis o Zetes...

Ruego pues una oración por mi alma.

http://stc.obolog.net/multimedia/fotos/1150000/1149309/1149309-326919.jpg

 

La Paz sea con  los hermanos cristianos manoritas; salud por muchos años al árbol  del Libano.

 

El Profeta; La Amistad; Gibran Khalil Gibran
(6 de enero de 1883 - 10 de abril de 1931)
(جبران خليل جبران Ŷibrān Jalīl Ŷibrān )

Tu amigo es tu necesidad resuelta.

Él es tu campo, el cual sembras con amor y cosechas con agradecimiento.

Y él es tu mesa y tu chimenea.

Porque a él vienes con tu hambre, y lo buscas para la paz.

Cuando tu amigo dice lo que piensa no tienes miedo del «no» en tu propia mente, ni ocultas el «sí».

Y cuando él está callado, tu corazón no deja de escucharle a su corazón;

Porque sin sus palabras, en la amisatad, todos los pensamientos, todos los deseos, todas las expectativas se nacen y se comparten, con alegría que no está retenida.

Cuando le despides a tu amigo, no te apenas;

Porque lo que quieres más en él puede ser más despejado en su ausencia, como la montaña para el alpinista es más nítida desde la llanura.

Y que no haya ningún propósito de la amistad salvo profundizar el espíritu.

Porque el amor que busca algo salvo la revelación de su propio misterio no es el amor sino una red echada: y sólo lo infructuoso es cogido.

Y que lo mejor de ti sea para tu amigo.

Si él tiene que saber el reflujo de tu marea, que él sepa su flujo también.

Porque, ¿qué es tu amigo que debes buscarlo con horas para matar?

Búscalo siempre con horas para vivir.

Porque es suyo llenarte tu necesidad, pero no tu vacío.

Y que en la dulzura de la amistad haya la risa, y el intercambio de placeres.

Porque en el rocio de las cositas el corazón halla su madrugada y es refrescado.

Y un mozo dijo: <<hablemos de amistad>>

Un saludo y un abrazo fraternal a todos mis lectores. Gracias por vuestra visita.

{
}

Álbum de fotos de Los exegetas

2 about 2

Ver fotos de Los exegetas

Deja tu comentario Los exegetas

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre